Inicial

Uno de cada ocho menores de 18 y uno de cada cuatro mayores padece un trastorno mental, según un estudio de 2014

DN EFE. Madrid jueves, 13/03/2014

Uno de cada ocho niños o adolescentes menores de 18 años padece un trastorno mental y uno de cada cinco lo sufrirá a lo largo de su vida en España, el único país de la Unión Europea que aún no reconoce la psiquiatría infantil como especialidad médica pese al impacto negativo de la crisis en esta materia.

Las patologías más frecuentes en menores son los trastornos del desarrollo neurológico (discapacidades intelectuales, hiperactividad, déficit de atención), la esquizofrenia, el trastorno bipolar y los relacionados con estrés, comida, sueño, ansiedad o depresión.

Estos son algunos de los datos que ofrece el "Libro blanco de la psiquiatría del niño y el adolescente", patrocinado por la Fundación Alicia Koplowitz con motivo de su vigésimo aniversario y presentado este jueves, 13/03/2014, por el jefe de psiquiatría infantil del Gregorio Marañón, Celso Arango.

"El 70 % de los trastornos mentales que aparecen en la edad adulta tienen su origen en la infancia o adolescencia", razón de más para destinar buena parte de los esfuerzos a la prevención, ha advertido Arango, quien ha denunciado la falta de un "protocolo consensuado" de ámbito nacional.

Las comunidades autónomas tampoco cumplen con el estándar internacional de calidad, que recomienda contar con catorce psiquiatras por cada 100.000 menores de 18 años y existen grandes diferencias entre regiones.

Así, Andalucía apenas tiene tres frente a los cinco de Madrid o los nueve del País Vasco.

El también director de la cátedra de Psiquiatría del Niño y Adolescente de la fundación ha señalado que "no es de recibo" que un país como España se sitúe en los niveles de Albania o Bulgaria en lo relativo a salud mental infantil.

"Hay muchas comunidades que no tienen ninguna estrategia de salud mental en vigor ni cuentan con una unidad especializada para la infancia", lo que hace que niños y adultos tengan que compartir una misma consulta, ha señalado.

En su opinión, Cataluña, Navarra y País Vasco son las regiones que más se acercan a un modelo de calidad y mejor gestionan sus recursos.

Además, Cataluña y Navarra son las regiones que presentan un mayor número de casos, aunque Arango considera que los datos están "contaminados" por las deficiencias en el registro de pacientes, ya que las administraciones públicas no ofrecen información desglosada.

"No creo que Navarra presente más casos de niños hiperactivos que las demás", ha matizado el doctor en la rueda de prensa, en la que también se ha señalado que a partir de la advertencia del libro blanco, muchas comunidades se han puesto a trabajar por un método más preciso.

El 60% de los profesionales consultados por los autores se unen a la petición de una "estrategia común", a tiempo que Arango ha destacado la necesidad de poner en marcha la ley que prevea la troncalidad de psiquiatría infantil.

Consciente de la situación de las arcas del Estado en este momento, Arango ha propuesto "reestructurar los recursos disponibles para prestar una atención más especializada" en lugar de aumentar la partida.

La crisis también se traduce en más casos de depresión, ansiedad y estrés de padres "que no pueden pagan el alquiler", lo que repercute en unos niños calificados como "sufridores silentes", ha indicado.

Aunque el 25 % de europeos padece un problema mental, aún existen "resistencias" a la hora de pedir ayuda debido al estigma y la vergüenza: "No ir a la consulta es un problema, porque impido que mi hijo se reciba una asistencia que le beneficia", ha enfatizado.

Más del 10% de adolescentes y niños sufren trastornos mentales, según un estudio de 2012