Inicial

Las tallas de la ropa siguen sin unificarse y la homologación se retrasa al menos hasta 2015

CELESTE LÓPEZ La Vanguardia 18/12/2009 

En febrero del 2008, el Ministerio de Sanidad dio a conocer el resultado del estudio antropométrico de la población femenina, trabajo que tenía como objetivo adaptar las tallas de ropa al perfil real de la mujer española. Queda la definición de los distintos cuerpos femeninos: diábolo, campana y cilindro. Casi dos años después de hacerse público ese estudio, la realidad es que el 40% de las mujeres sigue teniendo problemas con las tallas de la ropa ya que siguen sin unificarse, tal y como denuncia la Organización de Consumidores de Usuarios (OCU). Desde el Instituto Nacional de Consumo (INC) reconocen un ligero retraso en este proceso -al que se comprometieron en el año 2006- y que impedirá que la homologación del tallaje femenino no esté terminado hasta al menos el 2015, informaron fuentes de esta entidad.

La causa de este retraso se debe a que los datos del citado estudio que supuestamente van a servir de base para reformular el patronaje actual no se han entregado a los fabricantes de ropa hasta hace "más o menos" un mes, es decir, un año y nueve meses después de hacerse público el resultado del estudio antropométrico. Pero el informe recibido contiene tal cantidad de datos técnicos que la industria se ha visto incapaz de extraer los necesarios para readaptar las tallas, por lo que la documentación ha sido devuelta al INC, según informan desde este organismo. Estas mismas fuentes esperan que el nuevo informe, más resumido y claro, esté listo a primeros de año para que el sector de la moda pueda empezar a trabajar en los nuevos tallajes.

Fue en el 2006, con la entonces ministra de Sanidad, Elena Salgado, a la cabeza, cuando se dieron los primeros pasos para cambiar el actual sistema de tallas. El motivo fue la constatación de que más del 40% de las mujeres españolas (entre los 12 y los 70 años) reconocían tener problemas a la hora de comprar ropa: la talla de una determinada marca no se correspondía en absoluto con la de otras.

Pese a no existir ninguna norma ni europea ni española que obligue a unificar las tallas, Sanidad suscribió un convenio en enero del 2007 con los principales representantes del sector de la moda española (Asociación de Creadores de Moda de España, Agrupación Española del Género de Punto, Federación Española de Empresas de la Confección, El Corte Inglés, Grupo Cortefiel, Inditex y Mango) en el que estos se comprometían a poner fin al desajuste generalizado de las tallas. De hecho, según ha comprobado la OCU tras analizar una decena de modelos de la misma talla y distinto fabricante, las diferencias pueden alcanzar hasta los diez centímetros.

El sector de la moda también se comprometió a ofrecer información adicional, que reflejara las medidas corporales que corresponden a la talla de cada prenda, de forma que el consumidor pueda comprenderla y compararla. Este sistema de información adicional debería haberse implantado ya al haber transcurrido 18 meses desde la finalización del estudio antropométrico, tal y como figura en el convenio citado.

Pero nada de eso se ha hecho. Y la realidad es que a día de hoy las mujeres españolas siguen teniendo problemas a la hora de adquirir ropa. El estudio antropométrico recogía también estas quejas: el 43,4% de las consumidoras que presentaban problemas argumentaban que las prendas son pequeñas, el 22,8% demasiado grandes o que no ajustan a sus medidas (25,6%).

Otro de los compromisos recogido en enero del 2006 entre la administración central y el sector de la moda se refería a los manquíes. Los maniquíes o soportes con apariencia humana utilizados en escaparates para la exposición de prendas de vestir, deberían tener en cuenta el perfil biométrico normal de las mujeres a las que va dirigida la oferta de la ropa, evitándose que la talla de esas maniquíes sea inferior a la 38. El tiempo fijado para cambiar estos soportes no debía exceder los cinco años. Este tiempo tampoco ha empezado a correr ante la falta del informe sobre los resultados del estudio antropométrico. Quizá en el 2015, el tallaje de la moda femenina se ajuste a la población.

------------------------

La Asociación contra la anorexia y la bulimia de Cataluña (ACAB) responde a la frenada peligrosa ante el acuerdo de la unificación de tallas

 

 

Ante la prórroga anunciada para la unificación de tallas de ropa por parte del gobierno español y la industria textil, la asociación contra la anorexia y la bulímia de Cataluña expone:

 

 

19 Abril del 2006: El Ministerio de Sanidad y Consumo y los empresarios y creadores de moda se comprometen a estudiar la unificación de las tallas y promocionar una imagen física y saludable

 

 

23 Enero del 2007:  Publicación del acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Sanidad y Consumo, la Asociación de Creadores de Moda de España, la Agrupación Española de Género de Punto, la Federación Española de Empresas de la Confección, El Corte Inglés, Cortefiel, Inditex y Mango.

 

 

9 Febrero del 2007: Consumo presenta la tecnología que se va a utilizar en el estudio antropométrico de las mujeres españolas para la unificación de las tallas de las prendas de vestir.

 

22 Marzo de 2007: Consumo prosigue a partir de hoy en Quartell (Valencia) la fase piloto del estudio antropométrico de las mujeres españolas para la unificación de tallas de prendas de vestir

 

7 Febrero de 2008: El Ministerio de Sanidad y Consumo presenta públicamente los datos obtenidos por el Estudio Antropométrico de la Población Femenina en España elaborado por el Instituto Nacional de Consumo.

 

30 Marzo del 2009:  Se publica en prensa que fuentes del Ministerio de Sanidad han confirmado que para el 2009 no hay partida presupuestaria destinada a continuar con la segunda parte del estudio antropométrico.

 

16 de Diciembre de 2009:  La OCU solicita, al instituto Nacional de Consumo, que se uniformice el tallaje con tres mediadas atendiendo al estudio antropométrico después de realizar un estudio y detectar diferencias de hasta 10cm en una misma talla. Y recuerda que el 40% de mujeres tiene problemas para encontrar talla.

18 de Diciembre de 2009: Se publica en prensa la ampliación del plazo de aplicación del estudio hasta el 2015 por parte de las marcas que signaron el acuerdo. Las marcas aluden el retraso a la incapacidad de extraer los datos necesarios para readaptar las tallas, por lo que ha devuelto  la documentación al INC

 

 

 

La Asociación contra la anorexia y la bulimia manifestamos sorpresa y desafección ante la decisión tomada por parte del gobierno y de los firmantes del pacto

 

Alertamos que la  unificación de talla de ropa contribuiría a la prevención de los trastornos del comportamiento alimentario que actualmente afectan a más del 6% de la población joven femenina representando la tercera enfermedad crónica entre este colectivo.  Los expertos también alertan del posible aumento de casos entre población adulta teniendo en cuenta indicadores tales cómo los altos grados de insatisfacción corporal que reportan los ciudadanos, el alto número de operaciones de estética que se realizan en España entre otros.

 

 

 

Asociación contra la anorexia y la bulímia de Cataluña (ACAB)

 

Barcelona, 18 de diciembre de 2009